domingo, 18 de enero de 2009

Atada...


Estoy presa en tí
y no quiero liberarme
porque me he dado cuenta
que vivo feliz en la carcel de tu cuerpo.

Libélula






4 comentarios:

Arkantis dijo...

No hay mejor carcel que su cuerpo...

ElPoeta dijo...

Hay prisiones que pueden disfrutarse porque son voluntarias y felices. Besos,
V.

Consuelo dijo...

ehh...llegué a tu blog buscando una imagen, y me di el tiempo de revisar alguno de tus escritos, y me parecieron muy bellos. Te felicito
Te invito a pasear por los mio...
Saludos

Eren dijo...

Son sus brazos suaves barrotes que te mantienen presa en el...

Un besote!!!