lunes, 17 de octubre de 2016

Que complicación



Cuando todo se complica es que realmente nos damos cuenta de qué estamos hechos. Sinceramente a nadie le gustan las complicaciones, pero son estas las que nos hacen pensar, sentir y de vez en cuando gritar. Cuando llueve por más que corramos siempre terminamos mojados, entonces pregunto: ¿Para que correr? mejor disfrutemos de la lluvia.  Por eso he decidido no correr y tratar de disfrutar el proceso. No nos compliquemos la vida, solo tratemos de vivirla lo mejor que se pueda.

Libélula