jueves, 18 de junio de 2009

Una Palabra...


Tan solo una palabra
y mi mundo se trastorna

Tan solo una palabra
y me convierto en fuego

Tan solo una palabra
y la obscuridad se disipa

Tan solo una palabra
y vuelo lejos...

Tan solo una palabra
y cambia mi mundo.

Tan solo una palabra
y lo roto se compone

Tan solo una palabra
y soy tuya...

Dila...no esperes más...

Libélula

3 comentarios:

Yo, la que olvidaste.- dijo...

Hermoso escrito!

Creo que compartimos algo en común nos gustan las mariposas y las libelulas :D

Seguiré pasando por aqui!

Suertee!!

Massy dijo...

Con tan solo una palabra, me tienes a tus pies...

Un besote!! que lindo te ha quedadoo!

Poiésis dijo...

En cada palabra, fluye el aliento divino, aquel beso del principio, que hoy nos mantiene vivos. Cuando hablamos sucumbimos, entregando nuestra esencia, más toda muerte revienta, transformándonos en sgnos. Y primaveras con piernas, fecundan nuestros caminos, con palabras que reinventan, descifrando al peregrino.

Un abrazo...