martes, 1 de enero de 2008

Cuidando nuestro huerto...


Jesús comparo el corazón con un huerto, donde había tierra fértil y en otras ocasiones con tierra dura y seca. Fíjate que lo importante aquí era que la semilla se iba a sembrar no importa como estuviese la tierra, el problema era que la tierra no estaba en condiciones de recibir lo que se iba a sembrar. Pero algo deferente ocurre cuando nuestro corazón es tierra fértil. Es ahi donde debemos tener mucho cuidado con lo que se siembra en el. Ya Dios desde el principio de la tierra sembró en nosotros las semillas necesarias para cumplir nuestro propósito. Dijo: no les he dado espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio propio.
Existe una parábola en la biblia donde un hombre sembró un huerto y en la noche su enemigo vino y sembró mala semilla (cizaña) la cual creció junto con el trigo. Así mismo el enemigo viene a nuestra vida y siembra semillas de odio, resentimientos, contienda, gritería, mentira, fracaso, pesimismo, etc. El buen agricultor cuando ve que esta saliendo mala hierba entre su sembrado, la arranca con cuidado para que esta no dañe su cosecha. Así mismo debemos arrancar de nuestra vida todo lo que nos daña el huerto del corazón. Si no sacamos esa mala semilla, esta ahogara todas las semillas que Dios planto, también comenzaran a crecer raíces que envuelven nuestro corazón de tal manera que nos asfixia y no deja que podamos lograr lo que Dios ya ha dispuesto para nosotros. Hay que arrancar la mala hierba y todas sus raíces porque sino, en el momento menos pensado ahí esta la mala hierba otra vez interponiéndose para que no logremos ser felices y realizados. Arranca de ti todo lo que no permite que puedas crecer y ser feliz...

"El amor vive en el corazón de los hombres y duerme en las semillas de los granos."
Selma Ottiliana

6 comentarios:

Patrycia dijo...

No hay nada imposible,
porque los sueños de ayer
son las esperanzas de hoy
y pueden convertirse en realidad mañana.

Feliz 2008

me gusto tu blog!

Patrycia

CaTpRiNcE dijo...

A veces esa mala hierba esta muy bien aferrada a la tierra y es dificil de arrancar... yo llevo ya tiempo limpiando mi corazon de malas hierbas pero todavia me queda trabajo...

Un saludo!!Feliz año!!

Any dijo...

Muy lindo lo que acabo de leer, me gusto y es ideal para pensar y reflexionar...

Besos!!

Lidia M. Domes dijo...

A veces no sólo los extraños siembran malas hierbas o malas ideas, a veces ni nosotros mismos cuuidamos nuestros dichos y nuestros pensamientos...

Besos!!!

Lidia

Solcito dijo...

Hola.. me topé con tu blog y me ha gustado mucho... Esto último que has escrito en especial...

Es verdad, debemos cuidar nuestro huerto quitando todo lo malo que nos puede hacer daño y que además puede hacernos lastimar a los demás.

Saludos.

Bohemia dijo...

Que bonito post!!!

Me encantó la foto!!!

Perdona por tardar en pasar pero con todo el jaleo navideño he estado pilladísima de tiempo...

BSS