viernes, 18 de abril de 2008

"Las cosas no valen por el tiempo que duran, sino por las huellas que dejan."


Este proverbio Arabe dice una gran verdad. No es la antiguedad, lo que le da valor a las cosas, sino las huellas sentimentales que esto deja en nuestros corazones. Existen muchas cosas materiales que no tiene ningun valor monetario pero un gran valor sentimental. La amistad, el amor, la misericordia, la honestidad, la verdad... no tienen ningun valor material...pero aquella persona que posee estas cualidades o ha encotrado alguna de ellas posee en sus manos un gran tesoro...que ni todo el dinero del mundo puede comprar... Las personas que dejan huellas en el corazon de otro, son aquellas que realmente saben amar...

Donde quiera que vayas...deja huellas...inborrables.

5 comentarios:

juan martinez dijo...

Que gran verdad el del proverbio.
Asi me he sentido yo a lo largo de mi corta vida y es que a veces lo breve llega dentro de tu corazon y lo duradero no alcanza a atravesarlo.
Un saludo!!!

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

que buena frase, la anotaré.

Saludos

Jorge dijo...

Es cuestion de dejar el materialismo de lado, aunq a veces cuesta...

Camille Stein dijo...

perfectamente de acuerdo con este proverbio...
preciosas tus alas. y tus mariposas.

un saludo.

Maria Jesús dijo...

Tus textos son sublimes y te doy la razón. Lo importante son los hechos que nos marcan