miércoles, 16 de abril de 2008

LLegaste tu...


Llegaste a mi vida, cuando todo estaba en silencio...
cuando no habian palabras en mis labios,
ni letras en mis manos...

Llenaste mi vida de risa, gozo...
entonces fluyeron las palabras,
las letras surgieron y desde entonces
no dejo de escribir...

Cada verso, cada palabra,
tiene enredado tu nombre,
cada sentimiento fluye de mi corazón
esperando que de alguna manera
llegue al tuyo...


Libélula

2 comentarios:

Bohemia dijo...

Creí que había comnetado este post tan bello...me enamoró la imagen...

Besitos

CintiTa dijo...

que lindo poema!!! y que bueno tener una inspiración, una motivación para todo... y más si esa motivación es un amor. besos.-