jueves, 30 de octubre de 2008

ilusiones...muertas


Muere esta ilusión
como mariposa de un día.
que hoy nace y luego muere
sin dejar huella...


Esta ilusión de princesa
termino en desilusión,
no hubo felices para siempre
ni siquiera un adiós.


Castillo de arena
que el mar derrumbo
sin dejar huella,solo el recuerdo
eso fue lo que quedo.


Merecía un mejor final
pero al final de la historia
de los dos...no se quien perdió.


Libélula

5 comentarios:

Shingen dijo...

Triste y lindo poema el que nos dejas, y viene cargado de realidades.

Cuando era pequeño, y el mar se llevaba para sí el castillo de arena que había construido en la orilla, con unas olas insinuantes a la vez que bellas, miraba al mar con rabia y desolación, pero luego, empezaba a construir otro, eso sí, un poquito más alejado de las olas. De eso aprendí mucho, hoy todavía lo hago, construyo todo, incluso el amor, en lugar seguro.

Besos

Massy dijo...

No siempre las historias tienen un final feliz....

y en las guerras no siempre hay un vencedor...

Unbeso...

Tati dijo...

Perdieron los dos, eso es seguro.

En el desamor nadie gana.

Besotes... me encanta leerte.

cadeca dijo...

no todo acaba como uno quisiera...un besito**CADECA**

Glarys dijo...

Sin duda alguna, después de una desilución, nos queda esa sensación de que las cosas pudieron tener un mejor final. ¿Perder? Pierden los dos involucrados, pero también se gana. Se gana mucho de cada experiencia vivida...