viernes, 14 de marzo de 2008

Llaves


No es difícil obtener una llave,
lo difícil es encontrar la cerradura para esa llave...

Cada cerradura, puerta o candado tiene una llave especifica, las puertas no abren con llaves equivocadas. Tenemos que tener cuidado a quien entregamos la llave que abre la puerta de nuestra vida, ya que muchas veces se la entregamos por error a personas equivocadas. El problema es que una vez la entregas es difícil de recuperar...y el que tiene la llave es el dueño.
¡Cuidado!

7 comentarios:

CintiTa dijo...

Hola! que bueno haberte encontrado. Te felciito por el nombre del blog, me gustó mucho.y también el contenido de tus post.
lo más difícil es entregar la llave del corazón, debemos estar seguros de ello, porque de lo contrario habrá consecuencias irremediables.
hasta pronto! besos.-

cynthia dijo...

Mariposas que vuelan..anhelan, viven y mueren en el espacio infinito de la existencia misma!!
Besotes..

Alma Mía dijo...

Me gusta tu ritmo, transmites cuando escribes.

Luces-D-Bohemia dijo...

Tienen mucha razón tus palabras, sin embargo, a veces es necesario probar varias cerraduras para acertar con la correcta. Y eso no es malo... La experiencia es la llave de la sabiduría.

Gracias por tu visita.

Un beso.

Anónimo dijo...

esta hermoso lo que escribis transmitiendo dos caosas el saber de la vida y el dolor humano,,,

lichazul...elisa dijo...

llave y cerradura
somos todos en algún momento de este pasar
llave que damos y tenemos
cerradura abierta o por cerrar
cada cual con sus honduras
cada cual con su verdad.

muakismuakis
que tengas un super luminoso fin de semanita:-)*
yop

UMA dijo...

Dirìa yo, que nunca deberìamos entregar las llaves, damos pie al otro a que habite lugares nuestros muy ìntimos y somos proclives a quebrarnos, nuestra fragilidad merece los recaudos.
Un beso, un placer conocerte.