lunes, 3 de noviembre de 2008

Un dia como hoy...


Un día como hoy me nacieron alas y volé orgullosa por el mundo de las palabras

Un día como hoy
germino el amor en mis adentros como semilla que cae en buena tierra.

Un día como hoy
mi vida se lleno de deseo y me sentí tan libre... pensando que no existía el encierro...

Un día como hoy
me fui tan lejos, que no recuerdo el camino para regresar de nuevo.

Un día como hoy
vino lo inevitable, la metamorfosis cambiando, moldeando, arrancando y sembrando...

Un día como hoy

me atrevo a decir con voz en cuello
que no soy la misma,
hubo un cambio en mis adentros...


Libélula

6 comentarios:

Shingen dijo...

En un hoy naciste, días previos a una vida de amor y libertad. Felicidades pequeña libélula.

Un beso

Tati dijo...

Felicidades!!

Te acompaño en el cambio entonces..

Mil besos

Víctor Hugo dijo...

en este día te leo y te escribo ....
un abrazo
VH

Arkantis dijo...

Siemper es bueno cambiar...

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Como lo dice mi ultimo post, nuestros cambios son constantes!

Las mariposas sabemos de la metamorfosis que tenemos constantemente.

Saludos Mariposita

PD:
Chiquis, vengo a pedirte un favorcito muy grande para un amigo que está en una competencia blogger.
Si puedes entrar en Dele Pedal y votar por el.
A nombre de el, te agradezco tu favorcito

Massy dijo...

El cambio a lo mejor es un derecho y un deber que cada quien tiene...

y tu lo has logrado..
Felicidades.

Un besote!