lunes, 17 de diciembre de 2007

Conociendo la verdad


El sabado mi hija de cinco años me dijo: " mami ya yo se toda la verdad, Santa Claus (papa noel) no existe, es una fantasia,eres tu quien me compra los regalos". Yo muy sorprendida le dije: " si tienes toda la razon, soy yo quien te compra los regalos". Al otro dia fuimos al centro comercial y alli estaba Santa, mi madre insistia que se retratara con el y ella no queria y al ver que Santa la miraba, entonces ella dijo: " lo voy a saludar para que no se sienta mal". En otra palabras se que eres mentira pero por eso no te voy a rechazar.


Toda esta anecdota me hace pensar que muchas veces cuando vivimos en la mentira y de pronto conocemos la verdad, podemos reaccionar de dos formas, o nos molestamos o nos sentimos libres. La verdad en el fondo siempre nos provoca un choque. La mentira en si no es lo que duele, es el lo duro de saberse engañado. Me imagino que cuando Eva supo que habia sido engañada por la serpiente, sintio una mezcla de rabia con dolor. Asi mismo cuando alguien nos engaña sentimos ese mal sabor y ese nudo en el pecho que no nos deja respirar. Pero es en ese momento que tenemos que tomar uan desicion. ¿ Como voy a tomar esto? Podemos molestarnos, pero que ese enojo no perdure para siempre. Es mas facil guardar rencor que perdonar, pero el misterio es que en el perdon hay libertad y al final eso es lo que todos buscamos...Ser Libres...

Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará. Juan 8:32

1 comentario:

Covali (facultad) dijo...

Hola mariposaa!!!
ohhh quien no ha pasado por esa etapa de la niñezz y ese momento cuando sabes que santa no existe...
fijate ke en mi flog puse una pregunta:

¿ Ke es menos doloroso... una verdad incómoda o una mentira que gusta?

No sé.


Besos.