jueves, 13 de diciembre de 2007

Yo me he arrepentido muchas veces de haber hablado, jamás de haber callado. Xenocrates


En ocasiones el silencio es como refrigerio al alma, pero en otras es castigo. En la boca esta la vida y la muerte, nuestras palabras tienen poder, por eso debemos tener cuidado con lo que declaramos. Hay preguntas que su unica contestación es SILENCIO. Hay sentimientos que se expresan en SILENCIO. Cuando estamos en silencio mucho tiempo podemos ser victimas de otros, debemos tener cuidado con el silencio. Hay que saber cuando callar y cuando hablar....

4 comentarios:

fire dijo...

Que belleza contiene este texto...¡¡
vengo leyendote desde abajote....desde la historia del perro...y la verdad es que he estado muy agustito aqui en tu blog...
se me hizo corto el tiempo contigo...
te dejo un beso..
:-)

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Si, muy cierto.
Hay silencios que reconfortan, y hay silencios que matan.

Debemos hablar cuando la ocasion lo amerite, y debemos callar cuando prudentemente para no herir a alguien.

Saludos

Currito dijo...

La mejor forma, adeemás, de castigar a alguien es el silencio. Lo que se dice, bien o mal, dicho está, y no da pie al remordimiento. Un beso.

Facultad dijo...

"Dios nos dió una boca... y dos oídos para escuchar el doble de lo que hablamos"

hermoso texto mariposaa!! xD