jueves, 1 de octubre de 2009

Sigo aquí...


Y sigo aquí...
buscando tu rostro
tratando de verte
en la obscuridad,

Y sigo aquí...
sintiendo tus besos
en cada caricia
que me da el viento

Y sigo aquí...
esperando callada
a ver si tu voz
interrumpe mi silencio.

Y sigo aquí...
con el corazón abierto
que no se cansa de esperar
tu regreso.

Y sigo aquí...
amándote ausente
aunque dentro de mí
estés tan presente.

Y sigo aquí...
llorando mi desatino
de seguir amándote
aunque sé que no es mi destino.

Libélula





4 comentarios:

Amorphis dijo...

Y yo te sigo,
leyendo tus palabras,
navegando en tu profundo
mar de lágrimas.

Bello post, saludos...

Alas de mariposa dijo...

Como siempre que regreso corriendo a tu blog, cada vez que recibo un aviso de que volviste a escribir, me sorprendo por la manera que tienes de expresar exactamente lo que siento en el preciso momento que lo haces....
El destino...... porque debemos todos tener uno?
y porque nos duele estar haciendo lo que mejor sabemos hacer..... amar!!

ELWIMG dijo...

Sigue creyendo en el Amor... Él es la fuerza que mueve la vida.

Besos.

Barbie, como él me llama dijo...

aaaaaaaay amiga.. que cierta que eres... me recordaste un destino q aun espero inconcientemente pero q no debo... muy cierta eres...